EQUO Y AVATMA piden que no se sacrifique a la tigresa del zoo de Benidorm

08julio-tigre-2016

 

EQUO Y AVATMA piden a fiscales de Medio Ambiente que no se sacrifique a la tigresa del zoo de Benidorm.

A la atención de don Antonio Vercher Noguera, Coordinador de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo y de don Juan Carlos Carranza Cantera, Fiscal de Medio Ambiente de la provincia de Alicante:

El día 2 de julio de 2016, una tigresa asiática mató a una empleada del Parque Terra Natura de Benidorm. Al parecer, la operaria que se ocupaba desde hacía poco del cuidado de estos animales, dejó abierta la puerta del recinto en el que se encuentran estos felinos, lo que provocó el ataque de uno de los ejemplares.

El caso está en manos de la Fiscalía de Medio Ambiente de Alicante, en concreto del fiscal don Juan Carlos Carranza Cantera, que según nos han informado tendrá que decidir, entre otras cuestiones, sobre el futuro del animal, y que podría pasar por ordenar su sacrificio.
Las gestiones que hemos realizado para que la tigresa pueda ser sacada del Parque, y trasladada a un santuario de felinos, han resultado infructuosas, ya que se entiende que dicho animal sería sustituido de forma inmediata por otro.

Tras el conocimiento, a través de la prensa, de la muerte accidental de una cuidadora que trabajaba en el parque zoológico de Terra Natura en Benidorm (Alicante), por el trágico ataque de una tigresa, rogamos que se evite lo que ha venido ocurriendo en circunstancias parecidas en otros parques zoológicos del mundo, es decir, la muerte de un animal salvaje condenado a vivir enjaulado de por vida, que es inocente de seguir sus propios instintos biológicos de defensa y supervivencia. Entendemos que este hecho ha ocurrido por un fallo humano del que no puede responsabilizarse a un animal que ya estaba condenado de por vida. No se puede culpar a un tigre de ser un tigre, ni a ningún animal salvaje de ser un animal salvaje, aunque su vida se desarrolle en cautividad, de la muerte de un ser humano. Sería del todo injusto que esta tigresa tuviese que pagar por la irresponsabilidad de determinadas empresas que se empeñan en seguir sacando provecho económico, coartando la libertad de seres inocentes cuyas vidas deberían estar desarrollándose en sus hábitats naturales. Si acaso, tendrá la empresa que asegurarse que las condiciones de trabajo en sus instalaciones son las óptimas, y que los protocolos de seguridad sean inquebrantables y efectivos, pues es ella la responsable única y final de que una trabajadora haya muerto en sus instalaciones.

Les rogamos pues, de estar en su capacidad de decidir el sacrificio o no de este animal, que tengan en consideración nuestra carta. Sabemos por los medios de prensa que la empresa del Parque Terra Natura de Benidorm ha manifestado públicamente que no es su intención proceder a la eliminación de la tigresa, pero aún así, queríamos hacerles llegar nuestras inquietudes.

Atentamente
Paula Jarque Azañedo. Co-coordinadora del Grupo de Trabajo de EQUO Derecho de los Animales. EQUO Ávila.
José Enrique Zaldívar Laguía. Veterinario colegiado en Madrid 1499, y presidente de AVATMA, representación de los 408 veterinarios que forman parte de esta asociación.

Madrid 7 de julio de 2016

Comentarios cerrados.